viernes, 2 de agosto de 2013

Clamor contra los recortes en el IES Pablo Gargallo

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del instituto público Pablo Gargallo han enviado una carta a la consejera de Educación, Dolores Serrat, en la que muestran su rechazo a los recortes que, según los padres, sufrirá el centro el próximo curso. "La dirección provincial ha anunciado una reducción de entre cinco y medio y siete profesores que forman el claustro, lo que hace imposible impartir la totalidad de asignaturas como ahora, ni los programas que se desarrollan", denunciaron.
En este sentido, desde el AMPA se criticó la repercusión del aumento a 21 horas lectivas para el profesorado porque "no significa que se mantenga la oferta educativa, porque disminuye el número de profesores asignado al centro".
Las familias, que recordaron que el instituto es el único centro público de Secundaria que existe en el barrio y "de referencia también para los habitantes de La Cartuja", subrayaron que el centro desempeña un papel de "activo para mantener la cohesión social en este sector, por lo que las condiciones en que se lleva a cabo su actividad trascienden el ámbito educativo".
Asimismo, el AMPA también rechazó el tratamiento otorgado a la figura del profesor de Educación Compensatoria. "Entendemos que debe ser un recurso extra-cupo y complementario, por la necesidad evidente y contrastada de su existencia, ya que consigue unos excelentes resultados especialmente en programas PROA (de Refuerzo, Orientación y Apoyo) si se aplica desde el inicio de curso". Por ello, lo calificaron como "una figura incuestionable que consigue una mejora en el rendimiento escolar".
De igual modo, las críticas también alcanzaron al reparto de ayudas para la aplicación del PROA. Para los padres, "hay un trato desfavorable hacia el centro en relación con las ayudas aprobadas para centros concertados" ya que "el IES Pablo Gargallo, con seis grupos, recibirá 1.500 euros para este programa, mientras que un centro concertado, con un solo grupo, tiene concedidos 2.500, a pesar de contar con un número inferior de puntos en la valoración".
Por todo ello, el AMPA exigió a la DGA que extienda la oferta educativa del centro "a otros sectores de la población" y mantener el número de docentes que conformaban el claustro el curso pasado, así como la profesora de Compensatoria. "Seguiremos reclamando unos medios suficientes para la enseñanza en nuestro barrio", advirtieron.
Fuente: Diario El Periódico de Aragón. 2 de agosto 2013